¿Qué lleva a alguien a montar un blog?

Con todas las obligaciones reales o ficticias que uno pueda tener, no parece lógico ocupar el tiempo en escribir algo que quizá nadie leerá. Sin embargo, algo se puede aprender, con alguien podríamos conectar, ¿no?

En fin, nada se pierde intentando. Además, empieza uno a escribir y cuando se da cuenta ya tiene suficiente para lanzar su primer mensaje embotellado.